madre-de-la-india

Al final de la década de los sesentas Guayasamín viajó a la India y quedó sorprendido por la enorme miseria que se podía ver en todo el país. Miles de personas mendigando en las calles, miles de niños con hambre. La imagen que más le afectó, tomando en cuenta el fuerte lazo emocional que tuvo con la imagen materna, fue la de una madre famélica que de todas maneras intentaba alimentar a su hijo con leche de su pecho. Este cuadro lo pintó en reacción a esta escena tan desesperanzada.

 

Óleo sobre tela

 

300 x 150 cm

Diseño web y desarrollo por: www.contacto.com