• b.jpg
  • c.JPG
  • e.JPG
  • f.JPG
  • h.jpg
  • i.JPG

Cumpliendo con su expresa voluntad, los restos del maestro Guayasamín, reposan bajo un árbol de Pino que fuera sembrado por él mismo, en el jardín de su casa. Sus familiares y descendientes directos han bautizado a este árbol como el "Árbol de la Vida", que siempre es visitado con afecto por quienes llegan a La Casa Museo y a La Capilla del Hombre.

Más tarde también se colocan las cenizas de su íntimo amigo, el escritor Jorge Enrique Adoum, por voluntad acordada entre ellos.

 

Diseño web y desarrollo por: www.contacto.com